Traductor

Páginas vistas

martes, 29 de octubre de 2013

ESTRELLA Y LUCEROS DEL CARNAVAL DE LA HABANA 1970

INTRODUCCIÓN
    Cuba, a mediados de 1970. Tras el reciente y estrepitoso fracaso de la zafra de los 10 millones que iban pero que no fueron, el país andaba cabizbajo, medio depresivo ante la evidente realidad de que, a pesar de los esfuerzos y los sacrificios, no siempre se triunfaba. Y ese sentimiento de derrota, de gran abatimiento colectivo, no era el adecuado si se quería seguir contando con el favor de las masas.
    Así que alguien consideró que lo mejor para sacudir el muermo era, dado el carácter fiestero del cubano, darle alegría a su cuerpo macareno (1). Y se decidió hacer los carnavales más carnavales de todos los carnavales. Desde la capital hasta el pueblito más pequeño y perdido, las autoridades botaron la casa por la ventana dotando de presupuesto y recursos suficientes a las carrozas y comparsas, sacaron a la venta la jama y la bebida que andaban perdidas y crearon el ambientazo. El perico de Tata Güines y sus Tatagüinitos se puso a llorar y la gente a bailarlo y a tirar hacia arriba los envases de perga llenos de cerveza mientras los vigilantes hacían la vista gorda porque las órdenes eran que el pueblo se divirtiera.


EL TABLOIDE QUE SACÓ PALANTE
    Terminando junio, en La Habana ya había finalizado, en todos los niveles –de cuadra y centro de trabajo parriba-, el proceso de selección de las estrellas y luceros del carnaval. En el semanario Palante estaban preparando un suplemento humorístico que iban a repartir gratuitamente a los asistentes a la gran final que se celebraría en la Ciudad Deportiva. Y como yo caía por la sede de la publicación semana sí semana también, mis amiguetes de la redacción, con el inefable Betán a la cabeza, me pidieron que colaborara con ellos. El cabo que les iba a tirar consistía en entrevistar a las 120 candidatas finalistas, ni una menos.
    Parecía un embarque pero resultó un vacilón, ya que se trataba de un contingente de jebitas en muy buen estado, que habían pasado por no sé cuántas eliminaciones desde la base. Eso significaba que ocupaban el primer lugar de belleza y simpatía entre las 4000 que se habían presentado al certamen en la capital y sus alrededores. Algunas de ellas, todo hay que decirlo, eran monumentos que andaban por encima del primer lugar. Por lo que la tarea resultó agradable tirando hacia very nice. Cada tarde, durante una pila de días, en la sede de la Comisión del Carnaval (calle Cárcel casi esquina a Prado), estuvimos varios compañeros haciéndoles preguntas supuestamente graciosas a las chicas en busca de respuestas chispeantes y divertidas que a veces aparecían y otras muchas no.

EL REPORTAJE PARA LA REVISTA CUBA
    Yo era colaborador habitual de la revista Cuba Internacional y propuse a su dirección realizar un reportaje sobre la estrella y los luceros. Me aceptaron la idea. Lo armé con cuatro elementos: la ceremonia de selección final, las respuestas que le habíamos sacado a las muchachas para Palante, notas que se publicaron en la prensa en aquellos días y el material que nos dio una entrevista colectiva que le hicimos a las siete triunfadoras en la sede de la revista.
    Como todo aquello de elegir reinas de belleza me parecía una costumbre machista a superar, le entré al tema con cierta distancia. Utilicé la ironía y la sátira para que se notara mi falta de identificación con el asunto pero no obtuve un buen resultado. Me faltaba la maestría periodística que me hubiese ayudado a transmitir lo que quería. Así que no quedé contento con el reportaje. Una vez que lo vi impreso, me pareció confuso, embarullado, desordenado, tanto en forma como en contenido.
    De todas maneras, creo que puede resultar interesante leerlo hoy para recordar situaciones y analizar cómo las costumbres y usos de la época republicana, a más de once años del 1 de enero del 59, mantenían su vigencia y luchaban por pervivir en la nueva era.
    A pesar de que no me gusta este material, hoy lo reproduzco como un ejercicio de lealtad y honradez conmigo mismo y con ustedes, los que me leen. No siempre voy a publicar aquellas cosas de las que estoy complacido, ¿no?

LLEGÓ EL TIEMPO DE LAS ESTRELLAS
  Reportaje sobre la Estrella y los Luceros del Carnaval 1970 de La Habana.
    Escrito por Pedraza Ginori
      y publicado en la revista Cuba (Internacional), edición de octubre del 70.
Fotos de Sonia Zalacaín, Ernesto Fernández, José A. Figueroa y Nicolás Delgado.




   Tal y como andaban las cosas allá por julio de 1970, se consideraba imprescindible para la mayor brillantez de las fiestas carnavalescas que éstas tuvieran su Estrella y Luceros. Dábase en llamar así a un grupo de muchachas que simbolizaban las Carnestolendas y cuya principal ocupación, mientras duraban los festejos, era sonreír.
    Esta costumbre era una variante de la antiquísima tradición de elegir reinas de belleza, vicio que el hombre padeció desde tiempos inmemoriales.
 


La Estrella:
    Elba Pérez Rodríguez, 22 años. Instituto del Libro.
Los Luceros:
    Cristina Méndez La Paz, 18, Ministerio de Comercio Exterior.
     Marta Hernández Vidal, 18, Universidad de La Habana.
      Romelia Fernández Miquel, 18, Plan Agrícola Nuevo Mundo.
       Catalina Lajud Herrera, 19, Plan Agrícola Nuevo Mundo.
        Ileana García Estévez, 16, Regional 10 de Octubre de los CDR (Comités de Defensa de la Revolución.
           María Virginia Alonso Couzo, 17, Regional Rancho Boyeros de los CDR. (2)

 Nota de prensa:
    “Con el acto final de elección, que se celebrará esta noche en el coliseo de la Ciudad Deportiva, culminará un largo proceso de selección en el que participaron más de tres mil candidatas”
    “Las 120 muchachas que se presentarán al certamen definitivo, son el resultado de las actividades previas…”


UNA MODA NACIONAL
    No piense que es privilegio del Carnaval de La Habana. A finales de junio, elegir estrellas y luceros se convirtió en moda nacional.

    Requisitos: de 15 a 25 años. Soltera (¿?). Integración revolucionaria.
    Lo más corriente era que 400 personas se reunieran en un lugar agradable, comieran, bebieran y eligieran a su estrella. Sin dejar de provocarse las consabidas discusiones: la 30 es un fenómeno, la 16 estuvo mal eliminada, me quedo con la 41. Al final se le entregaba un ramo de flores a la elegida y todos se ponían a bailar.

    Camagüey tiene a Anita Bermúdez. Pinar del Río cuenta con Miriam Padrón, residente del Valle de Isabel María. La elección de Santiago –estadio de beisbol: 20 mil orientales- resultó bastante reñida. La candidata de la Unión de Jóvenes Comunistas, Melba Linares, recibió sus flores de manos del mejor machetero del país, Pedro del Toro.

     Romelia estudia en el preuniversitario del Vedado. Su novio –Fide- es el mejor machetero de los pre de la provincia habanera. Ella se emociona cuando lo ve cortar caña.
    María Virginia (Mariví): Yo no quería competir, por mis exámenes y porque estoy muy gorda. Pero los de mi CDR me embullaron.
    Marta: Soy becada. Salí elegida primero por brigadas, después entre todas éstas y más tarde fui estrella de la Facultad de Medicina. En la Universidad sacaron siete estrellas y sólo yo quedé viva en la final.

    El proceso de selección se sigue desde la base, de acuerdo a las características de cada organización. No podría calcularse cuantos miles de muchachas participaron en los certámenes en toda Cuba. No quedó una belleza indiferente a este deporte. Y a esto, añádase las estrellitas elegidas en cientos de escuelas y círculos infantiles.
    Elba: Cuando empezaron las elecciones por centros de trabajo yo padecía hepatitis. Reposo absoluto, no pude ir. Después mejoré y mis compañeras me movilizaron para la elección del Instituto. Cuando llegué a Tropicana, mi ropa, arrugada, no servía. Me prestaron un vestido negro con túnica de chiffon que no pegaba nada con mis sandalias. Estaba vestida de noche y con zapatos de sport. Así y todo, me sacaron estrella.
 
    “El grupo de finalistas, cuya edad promedio es de 17 años, representará a 46 organismos, regiones de La Habana interior, instituciones y organizaciones de masas”.


    Catalina es alumna monitora de química. Apellido sirio. Tres enamorados pero ninguno le gusta. Quisiera haber sido Shakespeare. Le impresionó la película “Z”. Su gatico tiene ojos azules.
    Cristina trabaja –técnica de laboratorio- en un policlínico. Adora la química sanguínea. Aborrece a los vampiros, son absurdos, anormales. Bebería sangre únicamente mezclada con ron Caney.

    Mariví: El hombre para mí: que trabaje, piense y sea moderno. Tom Jones canta bien. En el mundo hay viejos lindos. Ejemplos: mi abuelo y Jean Marais.

NERVIOS, JUECES, MINIFALDAS
    Nadie las contó pero se podría asegurar que eran 15 mil. Llenaron hasta el tope el gigantesco estadio. Querían aplaudir, discutir, tomar partido y aunque la televisión lo transmitió al país entero, ellos decidieron estar presentes.

    A las 9:32 pm, el animador Germán Pinelli: 
    -- Buenas noches, amigos.
    Un jurado compuesto por siete personas –sólo dos mujeres- evaluará la belleza, la simpatía, la gracia…
  Eduardo Conde, director del Consejo Nacional de Cultura.
   José Sobrado, miembro ejecutivo de la Central de Trabajadores de Cuba.
    Eva Rodríguez, animadora de Televisión Cubana.
     Margaret Randall, poetisa, miembro del jurado del Premio Casa 1970.
      Vicente Sosa, secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas de La Habana.
       Jorge Haydú, director fotográfico de cine.
        Tony Méndez, diseñador de modas.

   Elba: En el gimnasio, antes de la elección, aprendimos ejercicios para no contraernos, para no caminar muy forzado.
    Ileana: Buenos consejos respecto a la forma de pararse, las vueltas…

    No todas fueron a las clases. Las siete finalistas sí.
     Mariví: El trabajo del gimnasio nos ayudó pero no fue determinante.

    Por la estrecha pasarela van desfilando Ileana, Mayra, Digna… Las sonrisas cuajadas, los nervios a millón. Casi todas, pelo larguísimo y minifaldas con líneas A y semi-A.

    Catalina: Mi vestido era satinadito, cortico, tenía bordaditos con mostacillas doradas. Escotadito y entradito en la espalda. Usé unos zapaticos dorados que me hicieron en Primor. Pelo suelto y los ojos muy pintarrajeados.
      Elba: Mi vestido se compró en Nina. Era verde oscuro entalladito hasta la cadera y allí picado con una saya campanita. Una sortija. Areticos en juego con una cadenita muy finita.


¿Quién será la joven bella,
la cubanita agraciada
que quede al fin señalada
para lucir una estrella?
¿Será la trigueña aquella
de los ojos azulados?
¿O la del lunar marcado
encima de la pestaña?
    (Autor: Martín Proletario)


   Marta estudia medicina, practica con cadáveres. No teme a los muertos ni se ha guardado nunca una oreja en el bolsillo. Le gustaría cantar como Elena Burke. Se confiesa algo chismosa y tiene gran repertorio de malas palabras aunque no las dice.
  Ileana: Si tuviera que ser un animal: perro policía. Mis artistas favoritos: Libertad Lamarque y Alain Delon.

Tata Güines

    Mientras los jueces deliberan, Consuelito Vidal presenta las variedades: Mirta y Raúl, Beatriz (Márquez), Los Papines, Omara (Portuondo), la Orquesta Cubana de Música Moderna… El ritmo va por los grupos populares: Aragón, Los Dada, Revé y Tata Güines (que hace corear “el perico está llorando” a todo el Coliseo). (3)

    Lugar: Camerinos. Hora: 11:25 pm. Ellas acaban de desfilar. Esperan la primera eliminación. Mientras los jueces deliberan, el ritmo crece, se va haciendo dueño de la Ciudad Deportiva. En las entrañas del coliseo, las muchachas están nerviosas, se peinan, se vuelven a pintar, consultan entre ellas. Los relojes, implacables, no se detienen; dentro de un rato será proclamada la estrella y los luceros del carnaval habanero.
 

    Romelia: Qué nerviosa me puse. Una se quiere reír y no puede.
    Candita Acosta: No pienso triunfar.
 

    El semanario humorístico Palante la eligió Estrella del Buen Humor por sus chispeantes respuestas.
    -- Candita, si te dieran a escoger entre ser una caña o un grano de café.
   -- ¡Imagínate! Si fuera caña, me exprimen en un trapiche; si café, me calientan y me cuelan.
    La actriz Bárbara Borges, candidata del Instituto Cubano de Radiodifusión: Esta mañana me dio un ataque de nervios. Esto es más difícil que actuar en TV. No, no me he tomado ningún Librium. Si salgo estrella, me va a dar otro ataque.


    La Comisión del Carnaval distribuyó entre el público “Pa’estrellarse” (4), un ingenioso tabloide -20 mil ejemplares- con fotos y datos de las 120 aspirantes.

Mariví Alonso
    La ovación mayor ha sido para Mariví.
    -- No sé porque me aplaudieron tanto.
    -- ¿No será que trajiste claque?
    -- ¡Qué va! Sólo vinieron Mami, Papi y Mireya.
    -- ¿Piensas llegar al final?
    -- Ay, hay tantas con condiciones. 


DESFILES PARA PLANCHAR
    Esta elección consta de cuatro desfiles. Mediante el voto negativo, los jurados van “planchando” a quienes tienen menos condiciones. Tras esta primera ronda son excluidas 40 aspirantes.
    11:55 pm. Anuncian la primera eliminación.
    Rossana de la Guardia: Eso le pasa a cualquiera. Ahora me pongo a ver el show y ya.
    Carmen Ramírez: De todas formas estoy contenta.

     Después van quedando 27. Y 15.
    Emilia Torres: ¿Por qué habría de estar molesta? Allá las que se creen lindas y eso.
    La que competía con el número 1, María Esther Mena: Yo vine con dos jabas: una para ganar y otra para perder.
    Caridad Hernández dice:
    -- Ese jurado no sirve, no se ríe nunca. Además, me eliminaron.
    -- ¿Cómo te sientes?

    -- No me interesa contestar más nada –y comenzó a comerse un tamal.
    Marta: Me eliminaron. El que llamaba vino con su listica y yo no aparecía. Me sentí muy triste. No lloré porque pensaba en el papelazo que haría. Cuando me iba, el hombre vino gritando ¡el 18! ¡el 18! Se había equivocado. Ése fue el momento más emocionante.
    -- ¿A quién eliminaron injustamente?
    -- A Emilia, la 99 del pelo bonito.
    -- Vivian de la Insera debía estar aquí, entre las finalistas.
   Vivian: No creo que hicieran bien. Hay otras más feas que yo y no las plancharon.
    Catalina y Romelia opinan que Carmen Ramírez –de la Junta Central de Planificación- estuvo mal eliminada. Carmen trabaja con máquinas computadoras.
    -- ¿Y si una de esas máquinas te enamora?
    -- A lo mejor digo que sí.

LAS 120 SOMOS 7
    2 y 30 am. Las 120 se han convertido en 7. Bajan la escalerita y se colocan frente a los jueces. Siete vs Siete.
    -- ¿Qué te preguntó el jurado?
    Romelia: Si leía mucho.
    Catalina: Si era monitora.
    Marta: Qué especialidad médica estudiaría.
    Elba: Si me gustaba pachanguear.
    Mariví: Mi opinión de la juventud cubana.
   Cristina: Qué películas prefería.
   Ileana: Si era buena estudiante.


    Se retiran. El Afrokán revienta un mozambique. Conde, Margaret, Eva y los demás debaten. Al final se ponen de acuerdo. Ellas vuelven a salir. Los fotógrafos presionan.


Germán Pinelli
    Pinelli –que lo sabe todo ya- toma un ramo grande de gardenias y se pone a dar paseítos. Tensión en el Coliseo y en los televisores.
¿Quién será la joven bella,
la cubanita agraciada…
 

    -- ¿En qué pensaron en ese momento?
    Romelia: En que no era yo.
    Catalina: Me preguntaba quién sería.
    Marta: En que acabara pronto.
   Elba: En que Mariví saldría. Empecé a quitarme la pintura labial, me temblaban los cachetes.
    Ileana: Era insoportable.
    Cristina: Pensaba en Catalina.
    Mariví: En cómo estarían Mami y Papi.

    Pinelli dice “la 57” y Elba hace una mueca. 
    -- Me quedé congelada. Ésa fue la mayor emoción de todas: tantas cámaras y todo el mundo mirándome a mí.
Elba Pérez, la Estrella del Carnaval de La Habana 1970
¿CÓMO DICES QUE SE LLAMA?
    Elba Pérez, la estrella. Nació en Santa Clara. A los 12 años, alfabetizadora. Estudió ballet en Cubanacán. Trabaja como correctora de estilo en la serie editorial Ámbito. Estudia precurso de la Escuela de Letras de la Universidad. Lee a Calderón de la Barca, a Hemingway. Ahora “Fouché” de Zweig. Practica basket y voleibol. Cree que una persona es bella si es inteligente, simpática y culta. Teme a las ranas. Prefiere mariposas y pajaritos. Hija de Juan Alberto –obrero destacado del central Carlos Caraballo- y de Milagros, ama de casa.
    La mamá dice:
    -- Estábamos viendo todo por televisión. Cuando señalaron a Elbita me puse a gritar. La presión me subió y mi hija Norma, que es médico, tuvo que darme unas pastillas para serenarme. 


CONVERTIBLES Y SIRENAS
EN LA MADRUGADA 
    Se las llevan en convertibles, escoltadas por motociclistas con sirenas y una caravana de autos que suenan sus claxons. A pasear por La Habana ¡a las tres de la mañana!
    Ileana: Y nosotras ahí en los automóviles, diciendo adiós.
    -- ¿Qué ocurrió esa noche, más tarde?
    Mariví: Abrí la puerta y mi casa estaba llena de gente. Mi amiga Mireya se comió todas sus uñas.
    Ileana: El barrio alborotadísimo. Mi prima, de la emoción, se fumó un tabaco.
    Catalina: Me acosté y hasta mañana.
 
    
    En casa de Elba, Miramar. La madrugada de la elección. Un montón de periodistas. Grabadoras, cámaras, vecinos, familiares. Por primera vez en su vida la retratan a las 4 am.
    -- Por favor, estoy despeinada.
    Se ríe constantemente. Se peina. Da besos a Ofelia, a Dieguito, a Reni, se hacen fotos en grupo.
    -- Tengo mucho sueño. ¿Alguien tiene un cigarro suave? ¿Qué te cuente ahora la historia de mi vida? Pero, chico, ¡mira la hora que es!
     -- Reni soy yo, René López. Quinto año de ingeniería eléctrica y me voy a casar con la Estrella en la primera oportunidad. Fui a la Ciudad Deportiva. En una ocasión, durante el desfile, Elba me saludó y me sentí muy feliz.

    -- ¿Es cierto que te oponías a que ella compitiera?
     -- Al principio. Es que uno es un subdesarrollado.
    Elba interviene:
     -- Reni me felicitó como diez veces.
    -- ¿En qué forma?
    -- De la forma en que felicita un novio, ¿no?
 

EL DONAIRE DE LAS SOBERANAS
    En un periódico apareció esta crónica, que parecía extraída de un Diario de la Marina de los años 40: 

    El pasado sábado 18, en el Círculo Social Obrero “Félix Elmuza”, fueron presentadas al pueblo la Estrella y los Luceros del Carnaval de La Habana. La ceremonia –que fue televisada a todos los rincones de la república- dio comienzo a las nueve en punto. La conocida orquesta Aragón ejecutó los acordes de un cadencioso danzón que bailaron Elba y sus damas de honor. Los miles de asistentes quedaron impresionados por la gracia y el donaire conque las encantadoras soberanas… 
    ¡Uff!
    Catalina: Ay, con el traje de esa noche parecíamos unos paticos.
    A partir de hoy lunes, la Estrella y los Luceros realizarán una serie de visitas a instituciones y centros laborales sosteniendo encuentros con los trabajadores.

     -- Y cuando rompa la fiesta, ¿qué harán?
    -- Estar allí, claro –responde Mariví-. No olvide que somos un estímulo.


LA ENTREVISTA COLECTIVA
    La diferencia fundamental entre las antiguas reinas de belleza y las estrellas del 70 consistía en que estas últimas no sólo eran bellas y sonrientes sino que, además, como ciudadanas de una sociedad revolucionaria que iba tomando conciencia de sus problemas, se empeñaban en ser consideradas como seres humanos. Así, opinaban sobre machismo, relaciones generacionales, el sexo, etc.
    Por entonces, la revista Cuba Internacional aprovechó aquel cambio substancial en la composición física de las referidas mujeres y provocó una conversación entre ellas y algunos de sus periodistas. (5) Un extracto de aquel encuentro se publicó en el número 13, Año 2 de la publicación, edición que estuvo íntegramente dedicada a las Fiestas de Julio.

    -- Concepto sobre la elección de estrellas.
    Romelia: A mí me gusta esa costumbre.
    Catalina: Se debe mantener ya que se escogen por sus condiciones morales.
   Marta: Estoy de acuerdo con el sistema que se sigue en Cuba. Y en contra de las bases de Miss Universo.
    Elba: Refleja el entusiasmo del pueblo por las fiestas.
    Ileana: No me gusta. Quisiera que todos pudieran ser estrellas y estrellos.

    -- ¿Qué creen de los paseos en convertibles por La Habana?
    Romelia: Despeinan mucho.
    Mariví: Es divertido.
    Catalina: Nos gusta. Luce que le caemos bien a la gente.
   Elba: Todo el pueblo nos demuestra simpatías.

    -- ¿No les parece ridículo eso?
    Todas: No.
    Resisten el asedio de los periodistas. No cesan de reír, de mover los labios, rompiendo las preguntas, deshaciéndose del calor con copas de daiquirí.
    -- Opinión sobre el Carnaval 70.
    Marta: El mayor que va a haber en Cuba.
    Romelia: El más popular.
   Catalina: Si yo rumbeo, prefiero hacerlo en una casa particular.
    Ileana: El más merecido por el pueblo. Si no fuera lucero también iría porque me gusta todo ese bonche de los cubanos, las congas…. 

    -- ¿Qué les gustaría ser?
    Marta: Un médico integral, que observara el medio en que se desenvuelve su paciente.
    Elba: Especializarme en algún tipo de arte.
    Romelia: Estudiar alguna ingeniería importante.
    Catalina: Ingeniería eléctrica.
    Mariví: Psicóloga. O cosmonauta.
    Cristina: Investigadora científica.
    Ileana: Médico (pediatría o psicología). También me priva ser actriz.
 

    -- ¿Cuántas han realizado trabajo voluntario agrícola?
    -- Todas.
    Romelia: Quisiera hablar de nuestra experiencia en el Plan Nuevo Mundo. Catalina y yo estuvimos allí durante cuatro meses. En los últimos 60 días sembramos café. Es un trabajo fatigoso pero delicado, que nos va muy bien a las mujeres.
 
    -- ¿Creen que el trabajo en el campo está reñido con la belleza femenina? 
    Todas: ¡No, hombre, no!
    -- ¿Qué les ha significado en la vida ser bellas?
    Catalina: A veces me ha ahorrado trabajo.
    Elba: La belleza física no tiene importancia.
    Varias: No nos consideramos bellas.

    -- ¿Hubieran ido en bikini a la selección, de ser necesario?

   Todas: .
     -- ¿Cuántas fuman? 
    Cristina: Elba y yo.
    Mariví: Yo fumo pero a escondidas.

    -- Principal defecto a superar en los cubanos.
    Elba: El machismo.
    Romelia: Los prejuicios.
    Catalina: La expresividad.
    Marta: Los prejuicios y la hipocresía.
    Cristina: La hipocresía y el machismo.
    Mariví: Los prejuicios y la adulonería.
   Ileana: La hipocresía y eso que llaman "cráneo". El cubano es demasiado sexual.

    -- ¿Les gusta que las piropeen?
    4 votos en contra del piropo, 1 a favor y 2 abstenciones.
    -- ¿La mini o la maxifalda?
    5 votan por las dos modas, 1 por la maxi y 1 por la mini.
    -- Hablemos de machismo.
    Elba: Producto del subdesarrollo. En el pasado la mujer ha estado aislada de todo, se ha considerado inferior al hombre. Si hay un hombre en América Latina que no sea machista –de una forma u otra- habría que coronarlo.
    -- Reni es machista, entonces.
    Elba: Tiene algunos rasgos.
    Romelia: A mí me gusta que el hombre ejerza cierta presión sobre mí.
   Elba: ¿Ven? El machismo en el hombre está causado a veces por el subdesarrollo de la mujer.
  Mariví: Elba es muy radical. No estoy de acuerdo en que todos los latinoamericanos sean así. Conozco a varios que no lo son.
    Elba: Me los presentas.
(Risas).
   Ileana: A mi novio no le gustaba que yo vistiera corto. Le dije que yo era joven y no tenía porqué vestirme como una monja.
    Cristina: El hombre debe ir erradicando esa idea de la superioridad.
    Romelia: Es la sociedad la que le ha creado esa mentalidad.

    -- ¿Alguien aquí conoce a un hombre no machista?

    Marta: Mi hermano. Está casado y su esposa no tiene quejas.
    -- ¿Quién lava la ropa en casa, él?
    Marta: No, la envía a la tintorería.
    -- ¿Y cuida a los niños cuando su esposa se va al cine?
    Marta: No tienen niños.
    Todas (excepto Marta): ¡Aaaahhhh!
    -- ¿Qué creen del hombre que cede su asiento en el ómnibus a una mujer?
    Romelia: No es machista. Es caballeroso.
    Catalina: Claro.
    Elba: Yo creo que sí lo es.
   Marta: Un gesto de ésos puede ser símbolo de machismo. La mujer es igual al hombre.

    -- ¿Cómo se elimina este problema?
    Elba: Haciendo una revolución.
    Mariví: Y a través de la revolución, un gran desarrollo cultural.
 

    -- ¿Quién de ustedes sería capaz de piropear a un hombre por la calle?
    Romelia: No, qué va.
    Mariví: Si no existieran prejuicios… 

   Ileana: Yo lo miro y pienso “qué simpático está” pero no sería capaz.
    -- ¿La mujer debe tener relaciones sexuales antes del matrimonio?

    Ileana: Eso es lo más normal del mundo.
   Romelia: No creo que sea super necesario.

    -- ¿Cuántas están a favor de eso?
    Todas menos Cristina.
    Cristina: Es que los cubanos no piensan así.
    -- ¿Y tú en particular?
   Cristina: Yo no lo haría. Al menos, si la moda no lo implanta.
    Elba: Ella sigue como en 1800.

    -- Las relaciones con sus padres.
  Romelia: Están algo atrasados con el problema del novio. Quieren peticiones de mano, que él visite la casa.
   Elba: El problema de los padres es que la “niña” vaya virgen al matrimonio. Aunque hay muchos que van cambiando.
    Marta: Una batallita que tuve que librar fue que no me dejaban salir sola con mi novio.

    Ileana: Cuando yo tenía novio, salía con mi mamá.
    Romelia: Pero eso no evita nada.
   Ileana: Conozco el caso de una muchacha de 18 años que se sentaba con su novio en el portal, frente a su abuelita. Todas esas precauciones fueron inútiles. Salió en estado allí, ¡delante de la abuelita!
(Risas)
    -- ¿Tu mamá no tiene confianza en ti?
    Ileana: En mí sí, pero no en la lengua de la gente.
   Mariví: Mi madre sueña con mi petición de mano. Tiene guardada una botella de champán. 

    -- ¿Cómo reacciones sus padres ante el trabajo agrícola de ustedes?
    Todas: Bien. En eso no hay problemas.
    Mariví: Ellos saben que allí hay responsabilidad.

    -- ¿Pueden comunicarse con sus mayores, contarles problemas?
    Algunas: ¡Qué va!
    Catalina: Yo sí, con mi madre.
  Mariví: Cuando me acerco y les digo que quiero hablarles, enseguida me preguntan: “¿qué, tienes novio?”.
    Ileana: Una amiga siempre la comprende a una mejor que la madre. 

    -- ¿Qué es lo más desagradable de ser estrellas?   
    Todas: Contestar preguntas periodísticas. (Risas).
    -- ¡Muchachas, lo hubieran dicho! (Más risas).


Hasta aquí el reportaje. Han pasado 43 años. ¿Qué se habrá hecho de ellas? ¿Dónde estarán ahora? ¿Qué se hizo de sus sueños? ¿Adónde fueron a parar aquella ingenuidad, el júbilo, las ilusiones y las esperanzas, los nervios, el entusiasmo y el alborozo colmando el coliseo, las sirenas sonando en la madrugada en saludo a las triunfadoras…? ¿Se escucharán aún aquellos aplausos, olerá el perfume del ramo de gardenias, flotará todavía algún rastro borroso de aquellas emociones en otro sitio que no sea el recuerdo?
____________________________
N  O  T  A  S

(1)  El otro gran evento que se realizó en 1970 para entretener al personal y que la gente se olvidara de la derrota azucarera, fue el Festival Internacional
de la Canción Popular, celebrado en noviembre en la Playa Azul.
  Pronto publicaré en este blog “Cuba invita a cantar en Varadero”, el extenso reportaje que hice cubriendo el festival para la revista Cuba.
  Tanto los carnavales de julio como el gran desfile de estrellas nacionales y extranjeras que fue Varadero 70 demostraron, una vez más, la eficacia de la cultura como arma ideológica.
  Bueno, no era algo nuevo. Ya en el siglo I, el poeta Juvenal hablaba de "Panem et circenses" ("Pan y Circo"), locución latina que describía la costumbre de los emperadores romanos de regalar trigo y entradas para los juegos circenses como forma de mantener al populacho tranquilo y distraído de la política.

ACTUALIZACIÓN:
El prometido material sobre Varadero 70, lo publiqué el 16 de febrero de 2014. Por su extensión, lo dividí en cuatro partes. Éstos son sus enlaces:
El Blog de Pedraza Ginori > FESTIVAL VARADERO 70 (Parte 1): CUBA INVITA A CANTAR

El Blog de Pedraza Ginori > FESTIVAL VARADERO 70 (Parte 2): LOS INVITADOS HABBLAN

El Blog de Pedraza Ginori > FESTIVAL VARADERO 70 (Parte 3): LAS MIL Y UNA NOCHES

El Blog de Pedraza Ginori > FESTIVAL VARADERO 70 (Parte 4: EL DOCUMENTAL DEL ICAIC

(2)  Como estoy tirando de memoria, en las fotos sólo he podido identificar por sus nombres a Elba y a Mariví. Lamento no hacerlo con las demás chicas. ¿Alguien me ayuda en eso?  

(3)  La imagen de Tata Güines no pertenece al reportaje. La he incluido como un pequeño homenaje a ese grande (enorme) de la percusión mundial, que en aquellos momentos tenía bailando a toda Cuba con "El perico está llorando". 

(4)   "Pa'estrellarse" es el tabloide que hizo Palante y del que hablo en el tercer párrafo de esta entrada.

(5)  La entrevista colectiva se realizó una noche en la casona de Reina y Lealtad que servía de sede de Cuba Internacional. Como eran siete las chicas y dos o tres los periodistas que íbamos a participar, se presentó un problema. Queríamos que las muchachas se sintieran relajadas y respondieran libremente a nuestras preguntas. Pero esto no se iba a conseguir si ellas veían que tomábamos notas o que se estaba grabando. Así que decidimos grabar sin que lo notaran.
  Cuando ellas entraron al salón de reuniones lo que vieron fue una gran mesa en la que había varios micrófonos colocados en desorden, que daban la impresión de haberse quedado allí de alguna otra ocasión anterior. Los cables, enredados, iban a dar a la estancia contigua, en la que se ocultaban la grabadora y su operador.
   Si alguna notó que las estábamos grabando, no lo dijo. Y conseguimos nuestro propósito: que se soltaran.

    Visto con los ojos de hoy en día, grabar a alguien sin que lo sepa para arrancarle declaraciones que de otro modo no haría, es algo inmoral. Vale, ahora me arrepiento. Pero si me van a condenar, obre en mi favor que en 1970 nadie de la publicación puso objeción al método, más bien al contrario.
  Cuando salió a la calle el reportaje, se apareció en la revista un pariente cercano -creo que era un hermano o un tío- de una de las luceros. El hombre se mostró muy indignado, preguntando por ese tal Pedraza Ginori que en su escrito había puesto en boca de su muchacha, opiniones que afectaban su honor y el de su familia. Y exigía una rectificación pública.
  No recuerdo exactamente qué parte del texto había provocado la ira del tipo. Supongo que debe haber sido lo de las relaciones sexuales antes del matrimonio o algo así.

  Los compañeros de la revista capearon el temporal como pudieron. Le dijeron que yo era un colaborador eventual y que no trabajaba allí cada día. Cuando se fue, me localizaron y me dijeron que el familiar se había mostrado muy cabreado y que me cuidara porque estaba decidido a partirme la cara.
  Yo me atemoricé un poco. Menos mal que el hombre no relacionó como la misma persona al Ginori periodista con el Ginori director de programas de televisión. Así que no me fue a buscar al ICRT.

  Unos días más tarde volvió a la revista, bastante más encabronado porque, según dijo, ahora la comidilla de su barrio era lo que su parienta no había dicho pero yo le había adjudicado en la entrevista.
  Esta vez, alguien de la redacción recibió al enfadado y le demostró que todo lo que había sido publicado estaba grabado en una cinta. O sea, que yo no me había inventado ni una coma. Ante eso, el hombre se tranquilizó y se fue por donde había venido. Y yo respiré aliviado.

/////////////////

 La empresa norteamericana Create Space / Amazon ha publicado,
en formato papel, mis dos libros "Pedraza Ginori Memorias Cubanas".
Sus páginas son un compendio de mis experiencias y mis circunstancias, vividas en el mundo de la televisión, los espectáculos, la creación musical,

la radio, la publicidad y la prensa.
Los dos volúmenes recogen, en clave autobiográfica, sucesos, “batallitas”, semblanzas, anécdotas y reflexiones personales.
El Libro 1, “Eugenito quiere televisión”, tiene 342 páginas. 

El Libro 2, "Quietecito no va conmigo", 362 páginas.
Ambos están a la venta en las webs
 www.createspace.com  www.amazon.com  www.amazon.es

/////////////////
////////////////////////

LES INVITO A LEER ESTAS PIEZAS DE MI BLOG.
PULSANDO SOBRE SUS ENLACES:



////////////////////////

18 comentarios:

  1. Donde se pudiera conseguir un listado de las reinas y estrellas despues del 59??

    ResponderEliminar
  2. Eso mismo busco YO .
    No encuentro ninguan lista de las Estrellas y sus Luceros de despues de 1959 .

    Fecha de hoy, viernes Febrero 29 de 2014

    ResponderEliminar
  3. Fecha Viernes 28 de Febrero. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Quién sabe algo de "la 14", la mujer que acabó con el carnaval habanero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nancy, la famosa No 14, es un cubana que vive actualmente en Cuba, en la habana.
      Ella no acabò con la elecciòn de estrella del carnaval de la habana, los sucesos ocurridos esa noche en la ciudad deportiva y la indisciplina del pùblico fuè el detonante para que los detractores de ese tipo de eventos en cuba no permitieran jamàs concursos de ese tipo, alegando justificaciones anàcronicas y obsoletas.
      Nancy actualmente vive en la habana, Cuba, nunca abandonò el pais como pensaron muchos la noche de su elecciòn y por lo que fuè eliminada en la segunda ronda de eliminaciones esa noche.
      Ese año, 1974 Maria Felix Castillo Lemus se coronò estrella del carnaval de la habana venciendo a 50 concursantes, y nunca màs en cuba... ni estrellas ni luceros.

      Eliminar
  5. tebgo algunos nombre de estrellas del carnaval habanero.
    escriban a mi email.
    facturacion@tuxpan.mtz.tur.cu
    saludos.

    ResponderEliminar
  6. Tengo alguna colecciòn de fotos, reportajes y noticias de los eventos de belleza en cuba.
    Escribanme a: facturacion@tuxpan.mtz.tur.cu
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me interesa ver fotos de las estrellas del carnaval de la habana a traves de los anios.
      Vivo aqui en Espana pero soy cubano y tengo un amigo espanol que me dice que las mujeres cubanas no son bonitas.
      Puede enviarme informacion a g_caballero@yahoo.es.Gracias

      Eliminar
  7. Si quieres saber todo acerca de la No 14 en el año 1974 en la ciudad deportiva escribeme a mi email:
    facturacion@tuxpan.mtz.tur.cu
    saludos.

    ResponderEliminar
  8. hola, muy interesante tu texto. Me gustaria saber más sobre esa época del carnaval habanero, tienes alguna sugerencia de donde podria encontrar información. Gracias

    ResponderEliminar
  9. yo era de unos 10 anos en aquel entonces pero recuerdo mucho esas elecciones y me gustaba verlas por la tv ,recuerdo creo que la estrella del ano 1972 se llamaba yorget o algo asi y que estudiaba en la cujae y la mato un camion en un accidente de transito en la calle 51 en marianao ,y recuerdo creo que fue la ultima en el ano 1974 se llamaba maira tirado era una rubia con un pelado que le decian el mediaval ,gracias a usted por hacernos recordar esta parte de la historia de cuba .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería también interesante leer algún material relacionado con el carnaval de La Habana del año 1965. Entonces fue elegida como Estrella una bella enfermera que el año anterior había sido Lucero. No recuerdo su nombre, pero sí que había otras candidatas con más méritos, al menos físicos. De entonces recuerdo la representante del ICRT, que fue elegida – no sé por qué-, como Lucero: no era ni bajita , ni alta; bastante escasa de “carnes”; de piernas cortas y jorobadas y más bien fea que bonita. Por suerte, no recuerdo su nombre... Quizás usted la reconozca por la descripción.
      Sr. Ginori, aprovecho la ocasión (ya en serio) para felicitarlo por la importante tarea de dar a conocer en su blog estas “crónicas” que, en algunos casos, constituyen un pedazo de nuestra propia vida.
      ¡Le deseo mucha salud y muchos, muchos años más de mocedad contagiosa!

      Eliminar
    2. Evelio estàs errado en fechas y nombres.
      Georgette fuè la estrella del carnaval de la habana 1971 y la Estrella del año 74(ultima) fuè Maria Felix Castillo Lemus.
      Mayda Tirado fuè electa en el año 1973.

      Eliminar
    3. En el año 1965 resultò electa estrella del carnaval de la habana Maria de los Angeles Vega, de la FEU.
      Una de sus luceros es una actual actriz cubana de nuestra TV.

      Eliminar
    4. El el 73 fué Mayda y Maria Feliz fue la última en el 74

      Eliminar
  10. hola,creo que bien cerca de ese evento estuvo el momento en que castigaron a muchas personas de los medios de difusion y periodicos,entre ellos el caricaturista aristide pumariega por un chiste que hizo en caricatura respecto al fracaso de la zafra del 70,recuerdan ese momento? donde pudiera recuperar esa caricatura,el tiro un chiste con algo que decia de bailar en el carnaval con la reves en victoria

    ResponderEliminar
  11. Si quieren una lista de estrellas y luceros después del 59 escríbanme a:
    facturacion@tuxpan.mtz.tur.cu
    y les contarè de Nancy la famosa No 14 en la elección del año 1974 en la C Deportiva en que salió electa Maria Felix Castillo No 31 en competencia.
    saludos, Carlos.

    ResponderEliminar
  12. Ginori y Loly(donde quiera que este), gracias por todo lo que (me)aportaron a la cultura, sin saber quienes eran. Estoy disfrutando como un niño con su juguete nuevo, todo lo publicado en este extraordinario blog. En cada etapa de mi vida me veo frente al espejo de su quehacer cultural, que dejo huellas. Un eterno agradecimiento de este cubano en Bogota, anónimo para ustedes, pero cercano a mis afectos.

    ResponderEliminar